fbpx

Feliz cumpleaños a mí y un regalo para ti

Feliz cumpleaños a mí y un regalo para ti

¿¿Has considerado revisar tus ciclos de vida para estar atento cuando te viene un cambio de curso??

Pues te cuento que deberías, porque allí hay muchísima información. Dentro de mis tiempos de contemplación, esto de ir marcha atrás en el tiempo y ver cómo los ciclos de mi cuerpo y de mi espíritu funcionan, la verdad me ha dado mucha luz y a veces hasta paz en momentos de crisis. Ahora se me hace fácil notar como me van avisando y preparando con tiempo que algo grande viene, algo inesperado y trascendental. A veces parece bueno a simple vista y termina siéndolo menos. A veces menos bueno se convierte en un regalo, y a veces tragedias o al menos que así las sentimos en el momento y se vuelven en el episodio más trascendental de nuestra vida.

Así he ido sintiendo este año 47, como una compilación de una serie de eventos que me están preparando para algo diferente… Como pasó en mis 7, en mis 17, en mis 27, en mis 37 y como se han develado ante mis ojos estos 47 que estoy por cerrar, pero ahora de manera consciente; un año puente, donde una curva energética viene formándose para cambiar el camino de mi vida, un final y un comienzo… un cierre y una apertura… ¡Buaaaaa! y de pronto retrocedo en el tiempo a mis 8, a mis años 8.

Los 8… Pues sí, los 8 han sido años que dejan huella… uno tras otros, pasando por cada década sin excepción.  Al indagar en ellos, mi sorpresa ha sido grande.

Según mi mamá a los 8 meses me bautizaron, por lo que podemos decir que mi camino espiritual comenzó en mis primeros 8 de ya encarnada. Me cuenta que hubo una mega celebración con políticos, bohemios, familia y más, y que hasta el sarao terminó publicado en la prensa, así que al lado de mi camino a Dios también comenzó mi vida farandulera. Podríamos decir entonces que ese mes 8 anunciaba lo que vendría en el transcurso de las décadas y si estuviéramos en medio de una película de realismo mágico, este sería un gran comienzo.

A los 8 años, un 2 de octubre de 1982, un disparo inesperado se llevó mi inocencia, y parte de mi sonrisa… A veces pienso que de alguna manera ella fue mi primer amor. El amor con sus mil caras, no necesariamente del que siempre nos planteamos. Una mujer tan bella como dulce que en un año cambió mi vida para siempre. Me trajo a mi padre, me hizo conocer el amor a alguien que no fuera mi familia, y me dejó el corazón roto con su repentino adiós. Dicen que no fui la misma después de aquello… Y hoy, después de mucho trabajo en mí, sé que no lo fui. Siempre pensé que mi sentimiento de abandono venía de mi padre, pero la verdad es que vino de mi madrastra y su repentino arranque que le arrebato la vida y parte de la mía… y por su puesto la de muchos otros, como suele pasar cuando alguien decide partir antes de lo esperado y por sus propios medios. Este abandono lo siguió años después la también la insospechada despedida del hombre que por 6 años había tomado el puesto de mi padre. ¡Y zaz, con un Bag mi herida se abrió!, y el miedo a que todos se esfumaran se hizo real. Aún la siento conmigo a veces y su breve paso por mi vida dejó una gran huella que se sellaría pactos emocionales en mí durante el primer año ocho de tantos ochos que vendrían.

A los 18 años me fui. Finalmente, después de tanto quererlo me fui del país que me vio nacer. Yo creo que soñé con irme lejos siempre, sin razón ni motivo porque mi vida allí era bonita, pero simplemente así era. Unos días antes de mi cumpleaños, en algún momento de agosto del 1992, a punto de cumplir esos esperados 18, me monté en un avión rumbo a USA a vivir un año de intercambio, lo que no sabía es que realmente volaba a la que me acogería como mi nueva patria por 3 décadas. Sin saberlo entonces, ese viaje significaba el principio de mi desarraigo y el comienzo de mi lección de desapego. O quizá viéndolo hoy mientras escribo esto, era una lección más de ello; primero ella, luego él, ahora mi patria, mi lengua, mi cultura, mi país, mi gran primer amor, mis amigos, mi familia mis calles, mi casa. Jamás volví a vivir en Venezuela por más de 6 meses después de esa partida… Y atrás dejé parte de mí.

A los 28 años, un 16 de agosto del 2003, llegó el día más feliz de mi vida, y le di el ¡SÍ! rotundo al amor, casándome con quien pensé pasaría el resto de mis vueltas al sol. No he sentido más amor en un sólo momento, en sólo un día -o 5, porque fue una de esas bodas eternas a lo Monsoon Wedding– como lo sentí el día de mi boda… nunca antes y aún nunca después lloré tanto de felicidad. Fue como si cada momento de esos 28 años me hubiesen preparado para esta cúspide gloriosa donde el amor ganaba la batalla, contra todo pronóstico. Y por un día así fue, ganó a lo grande, a lo lindo, y mis 28 que se habían llenado de vueltas después de rupturas, mudanzas a casas conjuntas, viajes, amigos, familia y preparativos de boda llenos de ilusión, esperanza y celebración, culminaban con broche de oro en la más hermosa ceremonia; sin saber entonces que con ella culminaba también la etapa de Ileanna Susanita, para darle espacio al nacimiento de Mafalda, a la que India inminentemente llamaba a su encuentro.

A los 38 años, un miércoles 5 de diciembre 2012 en la ciudad de Sevilla en el Teatro Quintero, estrenamos mi Opera Prima “De Par en Par”, y con ella comenzaba un camino profesional diferente, dejando a un lado lo que pensé seria mi carrera hasta el día de mi muerte. Así, por fuerza de la vida, sin habérmelo propuesto, como suelen llegar las mejores cosas que me han pasado, la actuación se montó en el asiento trasero y comencé a explorar otro lado profesional de mí que aún no había brillado: la producción y creación, o lo que se llama en la juerga la producción creativa.

Escribir y producir mi primera obra de teatro, engendró un camino que me ha llevado a crear un sinfín de cosas, momentos y experiencias que movilizan, informan y transforman al individuo.  Ese proyecto lo manifestó el dolor que yo necesitaba exorcizar fuera de mí, nació de mi propia angustia y mi propio sentido de pérdida que me llevó a conectar con otros de una manera que jamás había experimentado. En ese momento enterraba a un amor, de esos de locura profunda, que te cambian hasta la respiración y que eres proporcionalmente dichosa e infeliz en iguales partes cuando finalmente lo acabas. Así que la pena la curaba de la mejor manera que tenía entonces, por medio del arte. Por primera vez sentía que era yo la que tomaba las riendas de mi vida, de mi sanación, de mi carrera, de mi camino y me adueñaba de mi voz. No salió todo derecho en medio de ese ahincó intrépido que tenemos cuando por primera vez sentimos que tomamos el volante, fueron pasos torpes, infantiles, contrariados, y hasta improvisados, pero estaban finalmente encaminados hacia el lugar correcto, el cual no tenía ni idea cual era, pero que años después me traería a este hoy que hoy vivo. Viendo de nuevo esta línea de tiempo me impresiona que cumpliendo mis 37 en India también, y también sin saberlo nacía Lilith’s, otro puente energético, y este paso que ese diciembre tomaba era la llave para que encarnara en un futuro.

Y bueno, todoooo esto paso por el tiempo para decirles que ¡VERGACION vienen mi 48’s! …. No sé si estar emocionada o cagada porque sé que algo está en camino a cambiarlo todo, a comenzar una nueva versión de mí. Y dentro de esa nueva versión quiero que nazca una que ande menos sola todoooo el tiempo, una que se divierta un poco más con los demás, y para ello he decidido hacer algo que poco hago si me dejan a mi decidirlo, ¡Celebrar mi Cumpleaños! Desde niña nunca me gusto porque me daba miedo que nadie llegará… y aún me da. Pero esta vez pienso tener eso que en Venezuela llamamos la octavita… Celebrar mi cumple por toda una semana, y pues no puedo dejar de incluir una celebración ¡CONTIGO MI TRIBU! Y toda mi gente y amigos y familia que están muy lejos de mí.

Así que te invito a mi fiesta por zoom el día 4 de septiembre a las 5:00 PM hora Madrid, 11:00 AM hora Miami, 10:00 AM hora México/Bogotá/Lima/Panamá. MI fiesta será algo parecido a una meditación de amor y alegría y mucho agradecimiento. Así que te espero para que al menos me digas hola. Además, será la única reunión que tendremos hasta diciembre porque octubre estaré en India y noviembre en Bali de vuelta en el rodeo.

Que, por cierto, si sueñas con Bali aún quedan dos cupos, y uno puede ser todo tuyo.

1 comentario

Felicidades mi Ile hermosa millones de bendiciones para ti y todo el exito del mundo gracias por ser y estar alli para tanta gente que has contribuido a cambiar y ser mejores seres humanos Gracias 😘😘😘😘😘

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: