fbpx

Volviendo a la energía femenina

Volviendo a la energía femenina

Volviendo a la energía femenina

Energía Femenina Ileanna Simancas
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

El mundo en la era de Piscis, que comenzó hace unos 100 años antes de la llegada de Cristo, o hace 2.160 años (saca tú la cuenta), ha sido un mundo dominado por la energía masculina, un mundo donde la energía femenina que emerge desde el corazón y no la mente, desde la intuición y no la lógica, desde la flexibilidad, renovación y creación, mas no la dominación, la imposición y la destrucción, no ha sido bien vista ni respetada. De hecho, ha sido renegada y tratada de mantener en la penumbra de las cosas que dan vergüenza. Ha sido una era donde las cualidades femeninas se ven como debilidades o incluso como “talentos” peligrosos y si no, véase quién es la que lleva la culpa, según la iglesia, del desastre en que vivimos en lugar de estar en el paraíso, o cómo Magdalena es una prostituta y no una discípula… La representación de la mujer dentro de la religión que ha dominado al mundo en esta era de Piscis es la de la mártir o la puta, la cual ninguna de las dos personifica la verdadera realidad de la mujer o su energía. 

A la mujer había que dominarla, porque su conexión directa con la luz podría convertirla en un ente comprometedor dentro de una sociedad que intentaba usar la religión (creada por hombres) como medio de regulación más que de conexión con la divinidad y el amor, ese que reina dentro de cada uno de nosotros y esto llevaría al mundo a la “perdición”, manejándonos desde otro nivel de vibración que no suponía estar en pro a los intereses políticos y económicos de esa época, como también las muchas otras que le siguieron. 

Tanto la mujer como la energía femenina, han sido cuarteadas dentro de hombres y mujeres por igual. Hombres sensibles y vulnerables son considerados débiles. Las mujeres a su vez, para poder luchar dentro de un mundo dominado por la fuerza de Marte, tenían que alimentar su lado masculino, fuerte, luchador y rudo para poder sobrevivir y conseguir un espacio propio y así su libertad; una feminidad transformada en un feminismo construido bajo parámetros masculinos ¿Resultado? un mundo de extrema derecha -y no hablo políticamente-.

El lado derecho del cuerpo refleja la energía masculina. A su vez, el lado izquierdo la femenina y así como lo vemos en la política, ninguno de los dos lados puede irse al extremo o se vuelven tiranos. Lo mismo pasa dentro de nosotros, un desbalance entre ambas energías y lo único que consigue crear son seres desbalanceados, incapaces de conectar desde su verdadera naturaleza. 

¡Pausa!

Ahora ¡Mira a tu alrededor! La energía de la mente, la lógica, la producción, el obtener, el “cazar y ganar”, la batalla, el éxito a expensas de lo que sea; esa es la energía que controla al mundo y no importa si eres hombre o mujer. El mundo se convirtió en un proveedor descontrolado y a toda costa, una maquina de hacer y olvidó su lado creador, su lado de pausa, de nutrir, de florecer en silencio y calma, ese lado controlado por el corazón, la intuición y el amor.

Sólo se espera ver resultados en lugar de compartir con los que amas. Sólo se quieren ver estadísticas en lugar de horas de descanso. Sólo se quieren más y más cosas materiales, en lugar de más y más momentos importantes. Vemos a los millennials que han decidido que no es obtener cosas lo que los hace felices, sino vivir con menos para poder jugar más, hacer cosas que aman y que le den libertad para hacer más cosas que aman y que los hagan reír, carreras que parecen a simple vista vacaciones, sin martirios ni culpas ajenas porque se tomaron en serio el dicho: “Ama lo que haces y no trabajaras un día en tu vida”… y por mucho que todo extremo es extremo, hay algo que aprender de ellos. 

¡La gente no se enamora con la mente, pero en la era de Piscis es la mente la que lleva todos los laureles y hemos convertido este mundo en una máquina de producción eterna donde no hay tiempo para recordar lo que es ser sino hacer!

Sin embargo, hoy estamos viendo la caída de un imperio y el final de una era, pero todo proceso de cambio es doloroso y esta no será la excepción. Pero ya se siente el nuevo camino a seguir. Ya se ve algo más claro hacia dónde vamos y eso lo podemos notar hasta en la manera de transformarnos. 

¿Qué están pidiendo de nosotros en este periodo de revolución? 

En otras épocas, el llamado sería una batalla, una guerra, armas y muertes violentas, unos contra otros, razas, religiones, clases y sexo; todos contra todos y todos enemigos. Pero no en la Era de Acuario. Esta guerra no la ganan las armas sino el ¡amor! Esta guerra la gana el “nosotros”, la gana la empatía hacia el otro, la conciencia y el respeto, ¡esta guerra la gana la luz!

No estamos unos contra otros y nuestras diferencias, sino es un llamado a ver todo lo que se nos une para conseguir un punto de encuentro. Por eso, la raza humana se ve unida contra un ente externo que promete destruirla si no logra la coalición. Se nos ha llamado a transformarnos de adentro hacia afuera, no conquistar más cosas, más tierra. Nos han hecho parar y reflexionar ¡No nos piden regar sangre! ¡Nos piden no hacerlo! ¡Los héroes hoy no son los generales, sino los médicos!

Dejemos de pensar en Netflix y la próxima serie o quejarnos del cambio o el aburrimiento y observemos de cerca lo que está pasando: Estamos presenciando el final de un mundo como lo conocemos y el nacimiento de una nueva realidad en donde debemos hacer las paces con Gaia, la Pachamama; la Madre Tierra que vive en ti. Todos hemos huido a “casa”, pero para de verdad apreciarla y disfrutarla. Hasta la manera de producir y crear ingresos será diferente si lo permitimos. 

Los proyectos que nazcan ahora, lo harán con la conciencia de ofrecer algo que haga este planeta un lugar más consciente, más humano y más en contacto con Dios; La era del “fuerte” y el inteligente acaba para darle espacio a la era de la consciencia y el amor ¡La más poderosa arma nuclear!

El equipo de Lilith’s Travel y yo, desde que comenzamos a darle forma a nuestra visión en forma de viajes con propósito, ya estábamos claras que lo que fuésemos hacer tenía que tener varias características:

1- Tenía que ayudarnos a nuestra evolución personal.

2- TENÍA QUE HACERNOS SENTIR ORGULLOSAS DE NOSOTRAS MISMAS.

3- Tenía que estar alineado con nuestros valores, placeres y misión a futuro.

4- Tenía que ayudar a otros a alcanzar lo mismo.

Así nacieron nuestros viajes, con la idea de alejar a las mujeres de este mundo externo y sumergirlas a interno, un viaje al alma, del que no sólo te llevabas recuerdos, sino herramientas y consciencia de vuelta a casa.

Luego proseguimos con retiros cortos y retiros urbanos porque queríamos seguir propagando las raíces de la consciencia a las personas que no disponían ni del tiempo ni del dinero para un viaje largo. Y hoy, con los cambios mundiales, tomando la flexibilidad como la más importante de las cualidades para sobrevivir en tiempos de crisis, seguimos creando nuevas maneras de compartir, aprender, enseñar y trabajar.

Es así como nacerán nuestros viajes al alma en línea. No somos tan rápidas como quisiéramos, ni tenemos tantas manos para hacer las cosas en tiempo récord, pero sí somos flexibles y si algo yo he aprendido en esta vida es a reinventarme en momentos de crisis, si algo puedo compartir es cómo levantarte de una.

Así que pronto les compartiré alguna de nuestras ideas. Quizá esto las ayude también a aprender a reinventarse dentro del caos y poner en momentos de reconstrucción su energía, tiempo y esfuerzo en desarrollar un futuro donde sus sueños, anhelos y misión personal vayan de la mano con su pan nuestro de cada día. Sólo cuando se rompen las viejas bases podemos edificar nuevas, ¡APROVECHA!

¡Conéctense al corazón y lo que creen de ahora en adelante que sólo salga de allí!

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

× ¿Cómo puedo ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: